Silla del Rey

Ruta Naturcleta Silla del Rey.

Dificultad media-alta.

¡Siéntate en el trono del Rey! La ascensión nos lleva al trono de piedra desde donde el Rey disfrutaba de una panorámica privilegiada del Real Sitio y parte de la provincia de Segovia. Ahora los Reyes somos nosotros, aunque la naturaleza ha hecho que las vistas se reduzcan.

 

 

  Politica de seguridad

Descripcion

  Envios y Devoluciones

descripcion

  Politica de devoluciones

descripcion

Ruta Naturcleta  Silla del Rey

Silla del Rey en el Cerro del Moño de la Tía Andrea

DIFICULTAD: nivel medio-alto.

DISTANCIA: 18,77 km. Ruta circular.

PUNTO DE SALIDA Y LLEGADA: NATURCLETA-Plaza de los Dolores, s/n. Real Sitio de San Ildefonso

 

ALTITUD DE SALIDA – ALTITUD DE LLEGADA: 1.167 m

 

ALTITUD MÍNIMA – ALTITUD MÁXIMA: 1.157 m – 1.736 m

 

MÁXIMA PENDIENTE 28,7%

 

DURACIÓN APROXIMADA: 2 horas – 2 horas 30 minutos, sin tener en cuenta el tiempo que nos deberíamos tomar para disfrutar de cada uno de los puntos por los que pasamos.

 


CÓMO LLEGAR

 

Desde Madrid:

 

En coche:

 

Por Carretera de Colmenar (M-607) y M-601 hasta el Puerto de Navacerrada, donde cogemos la CL-601 dirección La Granja, entrando por la Puerta de Madrid hacia Naturcleta, junto a la Oficina de Turismo.

 

Por AP-6 dirección La Coruña. Salida AP-61 dirección Segovia. Salida SG-20 dirección La Granja. CL-601 dirección La Granja. Llegamos a La Granja y entrando por la Puerta de Madrid hacia Naturcleta, junto a la Oficina de Turismo.

 

Pradera de acceso a la Silla del Rey

En autobús:

 

Madrid-La Granja: Linecar (www.linecar.es)

 

Desde Segovia:

 

En coche:

 

CL-601 dirección La Granja. Llegamos a La Granja y entramos por la Puerta de Madrid hacia Naturcleta.

 

En autobús:

 

Segovia-La Granja: La Sepulvedana (www.lasepulvedana.es


Deshielo en los Montes de Valsaín

DESCRIPCIÓN DE LA RUTA:La Granja -Puerta de Cosíos – Silla del Rey-Cueva del Monje -Puerta de Cosíos-La Granja.

 

          Esta ruta tiene una dificultad media-alta, por lo que no es apta para principiantes. La ascensión hacia la Silla del Rey cuenta con fuertes pendientes que podremos subir con la ayuda de nuestras Naturcleta EÑE. Las mayores precauciones las debemos tomar una vez coronado el ascenso, en la bajada por la pista de tierra llamada Camino Forestal del Tío Levita con una fuerte pendiente.

 

          La ruta sale y llega de las instalaciones de Naturcleta, para llegar a la Puerta de Cosíos, acceso Sur a  los Jardines del palacio del Real Sitio. Frente a la puerta hay una barrera por la que avanza el camino que se adentra en el robledal. Comenzamos suavemente la ascensión entre robles y pinos, llegando al puente del Vado de los tres Maderos; cogemos el camino de la izquierda cruzando el arroyo de la Chorranca para iniciar la dura ascensión. Las rampas de subida son duras según vamos rodeando el cerro.

 

          Por fin llegamos a un hermoso collado, donde nos encontramos de frente con la imponente mole de Peñalara, máxima cota de la Sierra  de Guadarrama. Desde el collado sale un sendero a nuestra izquierda que nos va a conducir a lo alto del Cerro del Moño de la Tía Andrea, donde se sitúa la llamada Silla del Rey. La ascensión ha de hacerse andando (son apenas 10 minutos), por lo que se recomienda dejar la bici en el collado atada a algún árbol. Proseguimos el camino, todavía con leves subidas, hasta alcanzar una cota máxima de 1732 m e iniciamos un vertiginoso descenso (hay que extremar las precauciones) para enlazar con la pista forestal de la Cueva del Monje, que nos llevará de nuevo a la Puerta de Cosíos y regresar a La Granja.

 


EL PAISAJE:

 

          La ruta transita entre zonas de robledal. A medida que ganamos altura, el roble melojo va dejando paso a los bosques de pino albar o pino silvestre, tan característico de los montes de Valsaín. De tal manera, nos encontraremos con el roble melojo entre los 1100 y 1350 m  y, para el pino silvestre tenemos una franja de altura que va desde los 1200 hasta los 1900 m.

          Un fenómeno muy curioso que se produce en el roble melojo de los montes de Valsaín es el conocido técnicamente como marcescencia. De este modo podemos comprobar cómo el melojo comienza a perder sus hojas en octubre, pero en muchos casos estas hojas secas permanecen en las ramas durante buena parte del invierno. Las hojas nuevas empiezan a brotar muy tarde (mediados de mayo), lo que constituye una adaptación ante las nevadas tardías, frecuentes en la zona.  

 


Vista de Valsaín con el Palacio al fondo

PARADAS RECOMENDADAS:

FUENTE DEL CHOTETE: te puedes desviar del camino antes de culminar el ascenso que rodea el Cerro del Moño de la tía Andrea, por una senda que indica la fuente. Deberás desandar el camino para volver a la ruta.

LA SILLA DEL REY: como decíamos, tras subir bordeando el Cerro del Moño de la tía Andrea y llegar al collado tomaremos andando la senda que sale a la izquierda para alcanzar la silla del Rey. Asiduo a La Granja de San Ildefonso, mandó Francisco de Asís de Borbón, marido de Isabel II, erigir un asiento en lo alto del mejor oteadero de los montes de Valsaín para, del mismo modo que hizo Felipe II tiempo atrás en El Escorial, aposentarse para contemplar el Real Sitio y los paisajes guadarrameños y segovianos en medio de los que se alza. De este modo, la inscripción tallada en el bloque granítico atestigua que se sentó en él, el 23 de agosto de 1848. Los árboles le han ido ocultando la vista dominante que tenía sobre el Real Sitio y sobre Segovia. Si nos acercamos a los riscos podremos disfrutar parcialmente de estas vistas.

FUENTE DE LA CHORRANCA: en la parte alta de la ruta, por encima de los 1700m, un cartelito de madera al lado del camino indica su ubicación. Refréscate y haz un alto en el camino.


 

 

Auténtico pino de Valsaín

CUEVA DEL MONJE: se encuentra junto a un vivero del parque. Cuenta la leyenda que el caballero templario Hugo de Marignac partió de Francia en misión secreta con un gran tesoro que  escondió en Siete Picos. En la corte de Valsaín, Hugo se enamoró de la Condesa Blanca, que no le hizo caso, pues estaba enamorada de D. Roger de Alenza. Despechado, Marignac regaló a la Condesa una estatua para el palacio, que no era otra cosa que Roger de Alenza petrificado. La Condesa enfermó, evitando siempre a Marignac, quien, como último recurso para conseguir sus favores, recurrió a un monje ermitaño que vivía en la hoy llamada Cueva del Monje. El monje, Oriel, le pide una monstruosidad que satisfaga a Satán y Marignac regresa con una criatura sacrificada. A cambio, el monje le pide el tesoro de Siete Picos. Marignac le engaña y le mata, secuestrando a la Condesa y huyendo. Perseguido a caballo por soldados, hasta llegar a la Ventana del Diablo, en lo alto de la Sierra, donde se despeñaron Hugo y Blanca desapareciendo para siempre.

Cuenta la leyenda que Hugo no murió y su cuerpo destrozado sigue vagando por Valsaín.

FUENTE DEL MILANO: echa un trago de agua fresca.  Dispone de una mesa para descansar y reponer fuerzas.  

 


SUGERENCIAS NATURCLETA:

 

          Lleva agua y algo de comida (frutos secos, chocolate, barritas de cereales). No olvides echar un trago en las fuentes del Milano y la Chorranca (si quieres también te puedes desviar y acercarte a la fuente del Chotete). Un buen bocata en el collado desde donde sale la senda a la Silla del Rey o en la explanada de La Cueva del Monje, son magníficos escenarios para deleitar tus sentidos. No obstante, no dejes de probar la magnífica gastronomía de nuestra tierra. Te lo has ganado.

          En las zonas de robledal se produce un fenómeno curioso, el de las Agallas. Las agallas de roble son unas curiosas bolas del tamaño de una nuez, de color marrón, provistas de unos piquitos que a menudo forman una corona y de interior esponjoso y con aspecto acorchado.  Son la respuesta de la planta a la presencia de un parásito (suele ser algún tipo de avispa que inyecta una larva), con un crecimiento anómalo de su tejido, que intenta aislar el ataque o infección. Al mismo tiempo, la agalla sirve de protección a la larva para poder desarrollarse. Podemos verlas en las ramas jóvenes a lo largo de la primavera y es más probable encontrarlas secas y en el suelo, alrededor de los robles, a lo largo del otoño.


Pradera de la Cueva del Monje

Mapa Ruta Naturcleta Silla del Rey

Mapa ruta Naturcleta Silla del Rey